Imaginate que te meten 8 tiros y 7 años en la cárcel

De la película "El Rati Horror Show"

Este hombre que está en la cárcel, padre de familia, vive por milagro de las balas que recibió injustamente perseguido por la Policía llamada del gatillo fácil, la que planta pruebas para incriminar quizá a un inocente. Pedimos a la Suprema Corte que revea toda esta causa, que lea entre líneas, que insista en quienes dan sus versiones y como las dan y que hay un ser humano imprescindible para su familia que esta en prisión. (Estela de Carlotto, presidente de Abuelas de Plaza de Mayo)

[se trata de] un juicio donde se ha condenado a un inocente, frente a todo un armado que hizo la Policía, responsable de esos delitos (…) Nos preocupa que la Corte no revea este caso, debe buscar la verdad, la justicia y la reparación del daño. Que aquellos que cometieron esos delitos sean sancionados. (Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz)

Cuando me preguntan si me da miedo hacer películas como estas [documentales] (…) me sale (…) decir “la verdad que estamos viviendo con gente que le pegó 18 tiros a un tipo desarmado, sentado en el auto, que acababa de dejar los nenes (en lo) de la abuela… y no lo mataron, o sea, en principio las chances están a favor nuestro, si uno mira la puntería que tienen”. (Enrique Piñeyro, director de “El Rati Horror Show”)


Lo sentenciaron a 30 años de prisión y luego de 137 meses, la Corte Suprema lo absuelve.

7 años preso por crímenes que no cometió. 7 años preso, desde sus 27 años hasta los 34. 7 años preso y acribillado por las fuerzas de seguridad en una causa que resultó inventada para cubrir la incompetencia y corrupción de la policía argentina.

La balacera dejó el auto de Fernando Carrera como un queso gruyere, docena y media (18) tiros en total, de más de 25 que le habían disparado. (Al menos) uno de esos disparos salió de un arma no reglamentaria y con munición de punta hueca –ilegal– que tiene una capacidad destructiva superior a la normal: al impactar, se “abre” tomando la forma de un “hongo”, y destrozando con más fuerza la carne (una, después de impactar). Policías, de civil, disparando en el medio de una calle muy transitada, con armas y municiones ilegales.

Un tiro en la boca (de los 8 -OCHO TIROS SEÑORAS Y SEÑORES- que lo penetraron en total) le hizo perder el control de su auto, lo que resultó en el atropello de 3 personas, 2 de ellas menores. Los 3 murieron, instantáneamente (quisiera creer…). El coche chocó contra una kangoo roja tras las embestidas. Después de la bala que le hizo perder la conciencia, la policía vuelve a balear el coche de Carrera en cuanto lo alcanzan, descargando el resto de los 25 proyectiles. El tipo estando en estado de inconsciencia…

Testigos que aparecen de la nada… evidencia que aparece en unas fotos y otras no para después desaparecer mágicamente en una supuesta inundación… el arma del crimen que no coincide con la que dicen que fue la que se usó para robar… un auto con pedido de captura que siguen en circulación, con una patente en un estado que infringe las normas de tránsito, y es estacionado frente a una comisaría sin ninguna repercusión… peritajes que no coinciden… irregularidades e inconsistencias en la recolección de evidencias…

Para los medios: un asesino, un delincuente que atropellaba gente “a propósito”. Un criminal ya condenado antes siquiera de que se pruebe nada. Discursos amarillistas, alarmistas y falsos; irresponsabilidad comunicativa. Un homenaje a la opinología, digno de un país hijo de siglo y algo de discursos falaces (y separatistas).

Para la sociedad, un “hijo de puta”, un “asesino, asesino, asesino”, que “ojalá se pudra en la cárcel”, él “y toda la familia”, que había que lincharlo por “escoria”, “que otro le mate los hijos de él”. No hacen falta comentarios al respecto.

Lo cagaron a tiros. Lo destruyeron socialmente los medios. Lo hubiera linchado la sociedad, si hubiese podido. Le dieron 30 años para que “se pudra en la cárcel”.

Lindo país Argentina, donde uno puede sentirse informado por los medios de comunicación, acompañado por los vecinos y protegido por las fuerzas de seguridad…

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Nekrocow y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s