Post en posición adelantada

La industria de la cultura ahora somos lectores y autores. Y a la otra industria, la que teme los cambios, la vamos a ver morir
(Hernán Casciari)

Conocí Orsai allá por el 2010, cuando una delirante amiga me vino con la idea de suscribirnos a una revista que recién aparecía, que salía más de $40 el número y a la cual (yo) no le veía mucho futuro, si bien la idea me parecía buena e interesante…

No fue hasta que vi el video de TEDx que me enamoré de la idea: Una editorial independiente, que trata con dignidad y respeto real a los autores que publican a través de ella, que le interesa la comunidad de lectores que los siguen y se comunican con ellos, y sobre todo que les importa la cultura antes que nada.

Y sí fue como, fogoneado por lo que relata la charla grabada, el otro día tuve la oportunidad de conocer a Hernán Casciari y Christian Basilis “en persona” (va entre comillas porque a Hernán sólo lo vimos por Skype). Al principio no se pudo establecer conexión por Skype y pensé que no ibamos a poder interactuar con “Cayota”; la reunión se inició con el “Chiri” Basilis relatándonos un poco sobre los inicios de toda la idea de Orsai, allá lejos y hace tiempo, cuando todavía no era ni idea. Si bien me gustó lo que expresó, escucharlo hablar después (es decir, sin leer) me demostró que tranquilamente podría habernos relatado todo sin leer, ya que esa preocupación por no olvidarte de nada -me pasa, me pasa- no es tan positiva como la expresión natural. Hago hincapié en ésto, porque escucharlos hablar al Chiri y después a Hernán me dejó impresionado en la rapidez, la chispa que tienen, y que en el caso del segundo (de Christian no leí nada aún) se ve reflejado en lo que escribe, clarito como el agua.

Escucharlos me dejó impresionado muy positivamente y me mostró varias características de ellos: Naturalidad, sencillez, concisión, respeto, afabilidad, buen humor. Aún con alguna que otra pregunta desafiante, confusa o -en un caso- con un tono medio malintencionado, ellos salieron parados como unos duques con respuestas que dejaban ver que estábamos todos del mismo lado, tirando para el mismo norte. Sin miedo a hablar sólo de lo que saben -o de aclarar cuando están “mandando fruta”- ambos se mostraron totalmente coherentes con la apariencia descontracturada y muy divertida del proyecto Orsai*. Todo ésto tuvo el plus de poder seguir conversando con el Chiri luego de la charla, que se prestó muy amistosamente a hablar de distintos temas (y se mató de risa con los interlocutores). Una vez en el bar donde cenamos, estuve acechando con atención los asientos que iban tomando los presentes para poder ubicarme estratégicamente cerca, para así poder conocerlo un poco más y nutrirme de su experiencia, pero mis planes fueron saboteados por un segundo de distracción y un error de cálculos. Pero bueno, otro motivo más para aprovechar cuando surjan nuevas oportunidades de encontrarlo y/o a Hernán, a futuro.

*Le llamo “proyecto Orsai” al conjunto blog-comunidad-revista-editorial-bares que componen al movimiento que generaron.

En el encuentro pude ver hasta qué punto llega la sinergia entre los lectores y ellos, lo que dejaba ver lo que ellos mismos dicen: No estábamos frente a meros “empresarios”, ellos eran -son- lectores como nosotros. Si bien ya lo había escuchado antes, mencionaron durante la charla el tener un ideal, una aspiración (ellos le llamaron “sueño”) como motivador para llevar adelante una idea, que es la parte central del éxito (en lugar de pensar en el billete como se hace comúnmente y se fracasa). Me resultó más que grato el hecho de que remarquen una vez más que hay muchos proyectos que buscan la desaparición de intermediarios innecesarios, lo que denota el interés porque se sumen otros valientes con iniciativas similares. Conocer de primera mano cómo fue que se generó la idea, conocer cómo se desarrolla la labor que realizan para hacer posible la revista, anécdotas, “entretelones”, etc., le da un valor agregado a la lectura que es único y que forma parte de la comprensión del proyecto. Sabiendo que Orsai es sólo una de las tantas experiencias culturales que buscan cambiar el paradigma en el que vivimos, ésta me permitió realmente confirmar lo que ya pensaba: A futuro, se viene una economía muy diferente…

Para terminar, los dejo con una maravilla literaria: El Intermediario.

Que tengan un buen día,
Nekrocow

Otras notas del evento:
“La industria de la cultura somos los autores y los lectores” – ElLitoral.com
Todos en Orsai – JM inBLOG
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Arte, Cultura, Economía y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Post en posición adelantada

  1. LaDul dijo:

    Es muy alentador saber que “si se puede”, cuantas personas le habrán dicho a estos pibes como nos dicen a muchos ” y…. no se es raro difícil, tirate a lo seguro”, y así nos convertimos en cómplices de esta cobardía social en la que vive inmersa esta cultura. Personalmente creo que es una palmadita de aliento o bien un cachetazo necesario para reaccionar de una buena vez, ya no hay escusas…
    Gracias por compartirlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s