¿Censura? Ubíquese, maleducau…

Hay cuatro cosas que, en cierto nivel, son análogas con tu casa: Tu muro de facebook, tu blog y tu mente. Todos son espacios privados, no cualquiera tiene derecho a ingresar, es un derecho que se otorga. Si alguien no respeta las reglas de tu casa (que pueden ser, por ejemplo, no expresarse de cierta manera o sobre ciertas cosas), sos libre de expulsarlo de la misma. Si bien no se puede literalmente “expulsar a alguien” del muro de FB, de un blog o de tu mente, lo análogo es cortar con sus manifestaciones*, de manera de eliminar la extensión que hace presente a esa persona en ese espacio virtual.

* (o en un blog o FB, bloquearlo, pero eso no viene al caso)

Censura es, en un medio de acceso público, acallar o mutilar manifestaciones para que no lleguen a otros, especialmente (casi diría exclusivamente) cuando los intereses que regulan las expresiones del medio son dañinos para otros y no quieren ser develadas ante el público general por medio de los comentarios de quienes acceden a ese medio. En un espacio público no hay prácticamente criterios de selección, por lo que puede opinar tanto un premio nobel como alguien totalmente ofuscado por el alcohol. Y esto implica que no se lo puede querer “ubicar”, porque si se le permite el ingreso a cualquiera de ninguna manera es exigible que se eleve hasta el nivel de exigencias de ese espacio.

Vale aclarar: Todo medio de comunicación es (en teoría…) un medio de acceso público a menos que exija ciertos requisitos para poder participar lo que restringiría el acceso. Facebook, por ejemplo, exige una “suscripción/amistad”, por lo que aún cuando una publicación sea pública (valga la redundancia), el medio en sí no lo es. Viene a colación también el hecho de que puede hacerse un espacio 100% público en la página, pero que la idea original no es esa.

Ahora, si alguien se mete en mi espacio privado para decir lo que se le antoje, aún siendo advertido de que no voy a tolerarlo, no tiene derecho a quejarse después si borro o elimino lo que expresó, porque ese espacio no le pertenece y debe atenerse a las reglas que lo rigen para poder estar presente (con el agravante de que fue advertido, que es un mero acto de cordialidad, dispensable a los fines de determinar si se ejecuta o no la sanción).

Entonces, vemos que hay situaciones en las que la premisa espacio público implica una libertad de expresión muy amplia, mientras que en los espacios en que existe una selección (tu casa, tu mente, etc.) tomarse las mismas libertades es caer en el libertinaje. Nadie dice ni hace las mismas cosas que dice/hace en su casa estando en la plaza, o en el teatro, o en el trabajo, o en una estación de servicio. Vemos en el ejemplo que hay mezclados espacios públicos y privados, pero aún entre los espacios públicos y entre los espacios privados siguen existiendo distintos niveles normativos respecto de lo que se puede y no se debería hacer. Ésto nos lleva al concepto de ubicación, que tantos no manejan prácticamente ni en lo esencial -los jóvenes de cierta época hacia acá nacimos en una sociedad dónde en promedio no sólo no se enseña aquel concepto, sino que tampoco se explica la idea del respeto, por no tener una idea clara quiénes tienen la responsabilidad de transmitirlos.

Lamentablemente y por la confusión y tergiversación conceptual brutal en la que vivimos, especialmente hace alrededor de un siglo, es muy difícil darse cuenta de ésto ya que requiere una revisión introspectiva, cosa que es “chino básico” para muchos, muchísimos. Entonces caemos en la especulación académico-filosófica de que por qué hacemos lo que hacemos y de que si alguien puede juzgar o no, mientras nos abandonamos a la deriva en lugar de tomar una postura fundamentada, en función de los resultados que dan las distintas hipótesis que planteamos. Cuando conceptos como el respeto y la ubicación son “relativos” (que no es lo mismo que subjetivo), caemos en ese libertinaje del que hablábamos antes, aceptando y permitiendo cualquier ocurrencia en función de un “respeto” hipócrita en relación a lo que piensan los demás. La explicación es sencilla: Si todo es relativo y no existen verdades absolutas*, debo permitir que se diga cualquier cosa en cualqueir lado, y de la misma manera puedo sostener lo que a mí me parece y no tengo por qué ceder ante nadie; por ende, puedo mantenerme neciosoberbiorígido vanagloriarme tanto cuanto quiera, porque nadie tiene derecho a decirme que estoy equivocado, sería sólo su opinión. Si para mí matar a mi mujer para castigarla por no obedecerme está bien, nadie me puede decir que no es así, porque eso lo volvería un intolerante... Éste razonamiento puede tener miles de objeciones teóricas distintas, pero la realidad no acepta opiniones. En el mundo real las cosas son o no son, no interesa si lo entendemos o no, porque esa realidad no depende de nuestra opinión para ser lo que es; lo que pensamos sólo influye la imagen mental que tenemos de la misma, pero el objeto es inmune al pensamiento por más opuesto que pueda ser. Sólo puede transformársela con las acciones.

* es decir, lisa y llanamente que no existen; no que existen pero que no las podemos alcanzar

Volviendo al tema en sí: Los conceptos de respeto y ubicación son troncales a los fines de actuar apropiadamente en función de los espacios en los que uno se maneja. Yo lo resumiría en el respeto ya que interpreto que la ubicación se insinúa en la mente de manera natural cuando existe una intención permanente de respeto. El otro elemento troncal para moverse adecuadamente por los ambientes, que hoy en día se considera casi insignificante y no se lo trata por creer que no tiene que ver con la mente, es el afecto*.

* Para los que piensan que estoy planteando algo cursi o tonto o romántico, el afecto no es caricias, besos y abrazos, sino un sentimiento que se puede manifestar en la realidad en esas acciones mencionadas. El asunto es ganar capacidad de abstracción para entender el concepto en el mundo mental, es decir antes de que se manifieste.

La Sabiduría Logosófica, que se destaca por contener conocimientos de avanzada en lo que respecta a la convivencia, nos habla del afecto y del respeto como pilares de un ambiente ameno y productivo, tal y como pueden atestiguar los que han tenido el placer de sentir la vibración conque cuentan las escuelas donde se estudia. Entiendo que algún día éstos volverán a tenerse presentes como norma en la conducta cotidiana en todos los espacios donde nos movemos, y empezará a dejarse de lado la discusión para dar lugar al intercambio, que mucho tiene que ver también con el respeto y el afecto.

Cambiando de tema, para complicarlo un poquito más y con la intención de”dejar picando” la forma en que comprendo lo trascendente, voy a referirme a la analogía inicial. En la realidad, está invertida; la planteo así como recurso pedagógico (quese inventó hace varios milenios), porque es más accesible en general ir de lo físico -que se puede ver y/o tocar- a lo metafísico. Dije “Hay (…) cosas que (…) son análogas con tu casa” y mencione la mente, pero el proceso es a la inversa: Todas esas cosas del plano físico que mencioné (tu casa, tu muro de FB, tu blog) que surgieron de distintas mentes, son justamente análogas a la “casa mental”, la mente, que está en otro plano…

GUAU

Otro día retomaré éste tema…

Gracias por leerme,
Nekrocow

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Nekrocow, Para pensar, Salud y bienestar y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a ¿Censura? Ubíquese, maleducau…

  1. conejitolunatico dijo:

    Bueno, a ver… Con respecto al espacio publico/privado: Ya se que hablamos ya en otros espacios acerca de nuestras posturas con respecto a las leyes (me considero socratica, yo me tomo la cicuta), pero viene al caso. En las leyes, los derechos de uno terminan donde empiezan los de los demás. El facebook es un espacio privado tuyo, donde vos podes hacer lo que quieras como en tu casa, no? y a la vez es publico, lo cual implica que los demas pueden expresarse libremente, no? Pero si vos armas un album con fotos post mortem de niños, te clausuran el FB, lo mismo si pones pornografía. Se trata de que los demás estarán expuestos a ese material “irrespetuoso” que atenta con su libertad y derecho de elegir no estar en contacto con eso. Lo mismo pasa si uno aparece en bolas en la calle, una plaza… No se puede fumar en espacios publicos cerrados… Tenemos que asumir que en la sociedad eso de la libertad esta bastante controlado, se le quiera dar la vuelta que se le quiera dar

    • conejitolunatico dijo:

      pero es la posta lo de la perdida de educacion y formacion en valores y conceptos como el respeto, ubicacion (sentido comun, tampoco) y afecto.

    • Nekrocow dijo:

      El tema de la libertad, que las corrientes predominantes de hoy en día tergiversan o ignoran, es el tema de la responsabilidad. El conocimiento da libertad, y la libertad es poder, lo que implica responsabilidad, porque podés hacer cosas buenas pero también cosas malas. Si usás tu libertad para hacerle daño a otros, estás siendo irresponsable. La libertad de uno termina donde empieza la del otro. Ésto tiene mucho que ver con para qué tenemos la posibilidad de ser libres.

      • conejitolunatico dijo:

        Me encantan tus palabras, pero considero que a la humanidad le queda mucho por aprender todavía para lograr ser responsable de usar su libertad. Y creo que eso que le falta son los valores. En los estudios espirituales que hago, las bases de todo son las 5 virtudes: la cortesia, la benevolencia, la sabiduria, la fe y la justicia. Se supone que si uno, introspeccionando y reflexionando mucho, toma cada decisión y actúa acorde a estas 5 virtudes, es la posta! Pero como deciamos, no se nos inculca casi ninguno de ellos. En la actualidad el que mas se caga en el otro es el mas capo, se valora el ser insesible, el ser despreocupado, vivo (tomar ventaja de algo o alguien)… Mas que tergiversación, creo que es un giro casi de 180º

  2. Virginia dijo:

    muy bueno!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s