La Cultura del Desecho

Vivimos en una sociedad terriblemente materialista. Yo me atrevería a decir que es el culto que más de moda está hoy en día. Nada vale más que lo material: Sea lo que tenemos o hasta nuestra propia carne. Nos preocupamos más por las cosas que tenemos que por lo que somos o por lo que sentimos. Nos preocupamos más por estar a la moda o tener la última tecnología que por encontrar la solución al descontento y la infelicidad que sentimos, porque podemos asegurar estar felices un día o un rato, pero el vacío espiritual y moral que reina no se puede disimular. Aún cuando no nos consideremos “consumistas” el materialismo está en todos lados: En las ideologías, en las religiones, en la política, en todo… no hace falta tener cosas para ser materialista, de hecho, ya que es una actitud y no un estado.

No digo que no se pueda ser feliz hoy en día, de hecho hace algunos años que yo siento que la mayor parte del tiempo soy feliz. Sin embargo ésta realidad está ausente en la gran mayoría de los rostros que se ven a diario… y eso tiene varios por qués.

Uno de los por qués es que, como con la “muerte se termina todo”, hay que sacarle el jugo a la vida, exprimirla hasta que se termine, porque “sólo se vive una vez”. Es terrible ver como nos quejamos de los jóvenes pero transmitimos los peores ejemplos que puedan darse; decimos que “la juventud está perdida” (recuerdo un docente en la secundaria, de menos de 40 años, diciéndolo…) pero nos sentamos en nuestras casas a consumir televisión y llenarnos de basura la mente con los “noticieros”*, en vez de sentarnos a reflexionar, a pensar, a ver cómo mejorar nuestras relaciones, nuestro día a día, a idear nuevas formas de ser felices y transmitir felicidad… y con esa mentalidad mediocre y miope de la realidad es que nos manejamos por la vida, usando y desechando, más preocupados por ganar unos pesos más que por pasar tiempo con nuestros seres queridos, ocupados constantemente en satisfacer lo que la cultura dicta en lugar de buscar la solución al gran vacío que hay dentro. Y si por una de esas casualidades se nos ocurre detenernos a pensar en la vida y lo que nos parece grande, lo desperdiciamos desvariando, divagando zonceras que en nada hacen mejor nuestras vidas, más que satisfacer una necesidad superficial momentánea de sentirnos “filósofos“…

* De hecho, no es lo que hacemos lo que define si pensamos o no, sino todo lo contrario: Lo que hacemos está definido por lo que somos y pensamos. Se puede ver TV pensando, pero lo normal es hacerlo para no pensar… como cualquier otra actividad. Muchas veces nos jactamos de ser seres pensantes, en lugar de hacerlo, y la conducta termina siendo mucho más elocuente que las palabras.

Pero el mayor problema de ésta y muchas otras situaciones que sufrimos por sostener la cultura de la mediocridad, el materialismo y el vacío espiritual es la estupidez. Suena fuerte ¿no? Lamentablemente es así. Y digo la estupidez porque hay que ser estúpido para creer y defender a muerte lo que es pura fantasía y no querer creer lo que es evidente. No voy a ahondar ésto, porque cada uno es lo suficientemente inteligente para darse cuenta a lo que me refiero. Sin embargo, en la medida en que no revisemos y purguemos lo que llevamos dentro, seleccionando lo útil y real de lo imaginario y destructivo, seguiremos viviendo las mismas miserables e intrascendentes vidas que vivimos.

Ustedes se preguntarán ¿qué relación tiene el materialismo con ésto de vivir en la fantasía? Las mismas raíces: Creencias erradas. Suponemos cosas que no son, como el valor equívoco que le asignamos a lo tangible, y damos vuelta el sentido de la vida. Hay muchísimas, miles de creencias que todos llevamos dentro en mayor o menor medida y que los invito a buscar y revisar, porque si bien podría señalar otras, es el deber de cada uno encontrar esa parte de mentira que abrazamos para expulsarla y empezar a vivir de otra manera, ya que nadie puede hacer por nosotros lo que cada uno debe hacer para sí mismo.

Ojo: De ninguna manera estoy planteando que nos lancemos a otros extremos, como muchas de las corrientes new age que han aparecido en las últimas décadas, ya que no tiene sentido dejarse llevar por ningún extremo. Propongo que pensemos con libertad y equilibrio. Reflexionemos, detengámonos a buscar los pensamientos que no queremos y que pululan en nuestra mente, veamos de dónde vienen, por qué están ahí, qué quieren. Seamos dueños de nosotros mismos, no dejemos que la cultura nos diga lo que tenemos que ser.

Gracias por leerme,
Nekrocow

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Anécdotas, Economía, Para pensar, Salud y bienestar y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a La Cultura del Desecho

  1. Arturo dijo:

    genial comment profundo que da para hablar por horas mas que sobre el consumismo sobre la sociedad actual me parece, y en ese sentido me encanto el comment de conejitolunatico que habla sobre las necesidades y el no conocerse que creo es el problema real, ya que es lo que genera todo, desde la persona que no tiene autoestima y que se compra cosas para “sentirse” mejor hasta la persona que se viste de cierta manera para hacerse ver o esa persona que se siente sola y se transforma(tanto visual como mentalmente) para tratar de formar parte de algún grupo social(ej. los wachiturros, vestidos todos iguales. O los que siguen a una novela para poder hablar con ciertas personas de “su” grupo social).
    Me parece muy importante recalcar la idea de “las necesidades y el no conocerse” que se entienda como una sola cosa, por que todos tenemos necesidades tanto biológica como psicologicamente pero es el no conocerse es el causante de que una necesidad pase a ser un problema, ya que pienso que una persona que se conoce sabe como afrontar una necesidad de forma ordenada y concisa, no haciendo un despelote de algo fácil de lograr.
    Para ir redondeando no digo que yo me conozca y sea un ser humano perfecto sin problemas, por que tengo muchos y no me conozco como quisiera en algunos aspectos, pero creo en que puedo mejorar y trato de hacerlo diariamente y sobre todo conozco a gente grosa como necro que aporta su granito de arena.
    Es un tema muy profundo que da para altas charlas de filosofar intercambiando ideas por horas.
    Saludos.

    • Nekrocow dijo:

      El mal llamado “sentimiento de pertenencia” es todo un tema. Ésta manía de “pertenecer a un grupo”, desde que se ha ido perdiendo la identidad individual y nacional, ha ido reemplazando al concepto de identidad, a través de la desvirtuación del mismo, llegando hasta aberraciones como la de quienes se desesperan por “pertenecer” a un grupo o comunidad para no sentirse solos y ser nadie. Otro de los “sub-productos” (eufemismo para “desechos”) de la cultura actual.

  2. conejitolunatico dijo:

    Antes que anda quiero aclarar que no vi el video porque estoy en el laburo y no puedo escuchar muy bien con todo este ruido de maquinas de fondo :p Segundo, los invito a todos a leer un post viejito mio en el Facebook que esta bastante relacionado con este tema:
    https://www.facebook.com/note.php?note_id=493068033247
    Además, les quiero recomendar un par de películas, tambien relacionadas:
    #Food INC http://www.imdb.com/title/tt1286537/
    #Bowling For Columbine http://www.imdb.com/title/tt0310793/

    No me quiero ir tan a la mierda pero me parece que en este caso el problema es la falta de autoestima. El capitalismo es un sistema sustentado por la falta de autoestima. Cuando uno esta feliz, pleno, no consume tanto, en cambio se usa mucho (principalmente en las mujeres, no quiero pecar de sexista, pero la sociedad lo plantea bastante así) el tema de sublimar las carencias a través del consumismo. Los que no tienen muchos amigos tratan de comprarlos con cosas materiales, intentamos conquistar a nuestras parejas con cosas materiales. Como se hablo en un post anterior, ya casi no se valoran las intenciones, el esfuerzo que no implique directamente un gasto monetario. Entonces constantemente somos bombardeados por modelos de belleza, de perfeccion, que van mas allá de lo estético, sino de lo material: el cuerpo perfecto, con el pelo perfecto, con los caramelos que te dan el aliento perfecto con la gaseosa que es la mas rica, la mas cool, que es sinonimo de diversion, el queso que te da una vida liviana, el auto ideal, como debe ser la pareja ideal, la cerveza que te trae amigos… Ustedes dirán, bueno, pero es verdad y no, no es verdad, el tema es que esto es un circulo vicioso. El consumismo nos programa de tal forma que nosotros actuamos como las propagandas dictan y los demas estan esperando de nosotros lo que las propagandas dictan = resultados mostrados en las propagandas. Pero eso… nos hace realmente felices? No, porque tampoco es la idea, la onda es crear una sensacion de felicidad momentánea que luego genere una infelicidad que vaya a ser satisfecha con otros productos. Se trata de la pirámide de necesidades de Maslow:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Pir%C3%A1mide_de_Maslow
    Y es que para saciar nuestras necesidades ya no se trata de las necesidades básicas, sino que hay deseos mas complejos, que tienen que ver con las modas, los usos sociales, etc.
    Miren este fragmento de la peli Bowling for columbine, me parece clave para esto: (sorry, esta en gallego)

    Yo creo que esto, la falta de autoestima, genera violencia, genera consumismo, genera la mayoría de vicios de la sociedad capitalista y es que, repito, esa es la idea. Leamos la Historia Universal, la Historia Argentina. El vil metal ha estado detrás de la mayoría de las guerras mundiales, las dictaduras instauradas por EEUU en todo el mundo, el plan condor… En todos los casos hay fines materiales por detrás. Asesinaron casi una generación entera, 40.000 personas para que actualmente seamos una sociedad deprimida, que se deja romper el orto con miles de cosas y que no vamos a salir a manifestarnos como amerita porque en el inconsciente social tenemos miedo. Ustedes pensarán que me fui al carajo, pero todo está relacionado. Todos estos mecanismos nos llevan a desvalorizarnos y si no nos valoramos a nosotros mismos, tampoco valoramos al projimo por eso al pobre de la villa que no tiene para comer, que tiene el cerebro reventado por el paco a los 10 años y un revolver y te asesina para sacarte $100 es perfectamente entendible, si ni siquiera nos dignamos a mirarlos a los ojos, a ayudarlos, la sociedad no se encarga de su bienestar, de brindarles ayuda, son despojos del capitalismo, como podemos esperar que se valoren a si mismos si hace generaciones que se revuelcan en el rencor hacia los demás, hacia los que están en la rueda del consumismo. Mucho menos esperemos que nos respeten a nosotros… Ahora si me fui al carajo

    • Nekrocow dijo:

      Que curioso que menciones a maslow… lo tengo entre mis pendientes para escribir.

      La falta de autoestima tiene que ver con no conocerse a uno mismo, que es una de las tantas consecuencias que tiene la cultura en la que estamos: Enajenar al ser humano para volver un animal más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s