Respetarse para respetar y ser respetado

El amor de quienes deciden pasar la vida juntos; la amistad de quienes nos mantienen alerta durante nuestros triunfos y que jamás consienten nuestros errores; los gigantescos esfuerzos y sacrificios de quienes demuestran una posición moral destacada; el orden y la lógica que se ve en cada partícula de la naturaleza; el poder del conocimiento de la mano del espíritu constructivo; el altruismo del que hace el bien por el bien mismo: Son todos grandes ejemplos de aquello que nos inspira un profundo respeto, debido a la pureza conque encarnan conceptos elevados.

Las grandes cosas, aún vistas en pequeño, son las que generan respeto.

En pequeñas cosas, hechos, circunstancias, aparece con frecuencia la explicación de otras mucho más grandes, que, sin haberlas visto en pequeño, no podrían tener explicación.
Carlos Bernardo Gonzalez Pecotche

Pero para que ese respeto tenga bases, sea puro y sincero, se mantenga y resulte constructivo, tiene que nacer de uno hacia uno mismo primero, porque nadie puede respetar a otros si no se da ese respeto primero a sí mismo, si no se cuida, si no se atiende. En la medida en que construimos ese respeto hacia nosotros mismos, fundado en esa parte constructiva y feliz que tenemos (por más pequeña que sea*), vamos a irradiar ese respeto hacia los demás.

* y más allá de que haya que acrecentarla siempre, evitando lo que nos hace mal y cultivando lo que nos hace bien, respeto de nosotros mismos y a la vez a los ojos de los demás; es decir, un cultivo sincero de lo que a nadie daña.

Gracias por leerme,
Nekrocow

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mensajes, Para pensar y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Respetarse para respetar y ser respetado

  1. LaDul dijo:

    Cuan importante el respeto, considero ese punto como una de las bases firmes y esenciales para cualquier tipo de vinculo y afecto que queramos construir y hacer crecer. Siempre que evalúo ciertos conceptos como en esta oportunidad “el respeto” recurro en principio al sentir y luego a la memoria, nace de allí una clara reflexión: el respeto proviene sin dudas de la gratitud y la valoración de aquellas pequeñas cosas que forman ese GRAN todo que cuidamos como un tesoro. Entonces me preguntaba, ¿podría respetar algo de lo cual no tengo gratitud de todo lo que me dió, me dá y me dará? Hablo de un conocimiento, de un ser querido, de una institución… de uno mismo.

    • Nekrocow dijo:

      Muy interesante el planteo, no se me había ocurrido hacer esa relación.

      Gracias por participar en hacer mejor este espacio 🙂

    • conejitolunatico dijo:

      Yo creo que todo lo que nos rodea, lo que tenemos, lo que de una u otra forma nos afecta, es nuestra responsabilidad, nosotros lo construimos, para bien o para mal. Nosotros nos condujimos hacia ahí. A veces pensamos que no tenemos alternativas, pero siempre las hay, la realidad es que hacemos nuestra elecciones en base a descartar alternativas que consideramos muy arriesgadas o radicales (la mayoria de las veces) y al afrontar las consecuencias (hablando de consecuencia como cosa/espacio fisico-temporal/situacion/persona/etc que resultó) no nos hacemos cargo de que devienen de nuestras propias elecciones. Entonces, hay que estar agradecido y hay que respetar todo eso que nos rodea porque servirá para nuestro regocijo, nuestra felicidad o para nuestra cultivacion, aprendizaje. Ya se que va a sonar a tarjeta pedorra, pero la posta es que nunca sabemos con certeza que tan malas son las cosas que pasan, que cosas increíblemente buenas que tenemos, las conseguimos a raiz de algo malo que pasó… Y respetar, respetar la vida, el amor, actuar para con nosotros mismos de acuerdo a esa premisa. Es algo que me da vueltas en la cabeza: el respeto a la vida… pero comemos animales cruel y sistematicamente asesinados y raramente cuidamos el medio ambiente como corresponde. Respetarnos… Pero nos denigramos a seguir dictaduras estéticas dictadas por el capitalismo, lo alimentamos con comidas fabricadas con vaya uno a saber que ingredientes nocivos… Que dificil, que dificil!

  2. Rocío dijo:

    Me encantó! Con Euge siempre hablamos sobre eso, se nota que los hermanitos Kloster tienen bien arraigado el tema del respeto … y eso los hace unas personas especiales.
    Hoy, que todo esto parece estar bien devaluado, personas con valores, valen mucho 🙂
    Bien, Manu!

    * (Valga la redundancia de “personas con VALORES, VALEN mucho”)
    Salute!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s