‘Origen del Carnaval’

Aquí les dejo un relato, muy interesante, que viene a colación por el carnaval que se está festejando actualmente en todo el país.

Origen del Carnaval

Muchas veces se ha preguntado la gente cuál es el verdadero origen del Carnaval. Algunos han opinado que proviene de la imitación de ceremonias religiosas que se hacían en la antigüedad. Por otra parte, la misma caracterización de los actores que aparecían en los primeros escenarios teatrales, parecería inducir a pensar que de allí nace la idea de generalizar las caracterizaciones en un determinado día. Nosotros conocemos una leyenda que, por lo sugestiva y oportuna, vamos a narrarla.

Había una vez un famoso rey, miembro de una de las más poderosas dinastías de Egipto, a quien preocupaba en especial modo cuanto concernía a la psicología de sus súbditos. Rodeado de una corte de sabios, mantenía con ellos constantes conversaciones relacionadas con los problemas de su pueblo, al que ansiaba colocar por encima de lo común.

Hallábanse un día tratando estos temas, cuando uno de los sabios manifestó que, pese al empeño de ellos por ilustrar a las gentes sobre la necesidad de perfeccionar cada día sus conocimientos y su moral, no habían encontrado aún manifestaciones que indicaran con evidencia que, en verdad, se estaba realizando un proceso de superación en los habitantes de esa tierra oriental, e inquirió, entonces, en qué forma podría llegar a conocerse el sentir interno de cada uno, o los pensamientos que albergaban en sus mentes.

Luego de breves momentos de meditación, el rey contestó:

-Haremos un ensayo: decretaremos una semana de libertad absoluta para que todos se disfracen de lo que más ansían ser. Les proporcionaremos trajes que caractericen los deseos que en particular puedan tener, a fin de que elijan el de su exclusiva predilección.

Desde el tocado del rey hasta el más mísero harapo fueron puestos en exhibición para que cada cual escogiese el suyo. Se expusieron trajes hasta de seres inmateriales; aquellos con que se vestían los ángeles, los santos o los semidioses. Se confeccionaron, en fin, sin exceptuar ninguno, todos los vestidos que pudieran representar un personaje. Luego, en la proclama, que fue colocada en los sitios más visibles, se anunció que el rey, acompañado de su corte, presenciaría, como acto final, el desfile de todos los enmascarados.

Y viene aquí lo más curioso y sugestivo de la leyenda: el rey pudo conocer, a través de los trajes que vestían, las aspiraciones íntimas de sus súbditos, y observar, con gran sorpresa, que la mayoría había elegido el de diablo.

Es interesante advertir cómo en cada una de las épocas por que atraviesa la humanidad, incluyendo a todos los pueblos dentro de ellas, parecería que se reprodujera esa misma aspiración.

En tiempos pasados se decía que el diablo era el rey del infierno, que tenía poderes sobrenaturales, etc., gozando, por tal causa, de gran prestigio entre esa enorme masa de seres ignorantes que creía en los artificios de su magia o en los maleficios de su poder vengador. Por lo general, se le representó como dotado de extraordinaria habilidad para seducir las almas y someterlas exclusivamente a su voluntad o, mejor aún, a sus designios siniestros. Como también se decía que mandaba legiones de diablillos y que tenía medios para producir encantamientos y trocar las cosas imposibles en posibles, no es extraño que tantos aspiraran a ser diablos.

Pero la leyenda no terminó aún. Cuando el rey vio a todos esos diablos armados con sus tridentes, hizo preparar una enorme hoguera y los intimó a que bailaran sobre las brasas, como lo hacia el propio diablo. Tal invitación produjo el desbande; las capas rojas desaparecieron como por encanto.

___________

La moraleja que surge del relato es toda una enseñanza. La fuerza de atracción que tienen para el hombre los hechos espectaculares, producto de sueños quiméricos o, más claro aún, de sueños que acaricia respecto a bruscas transformaciones de su ser en protagonista de sucesos deslumbrantes, no le permiten pensar con sensatez que en cada posición que aspire lograr, debe existir una razón que, a su vez, le permita mantenerla, y esa razón es saber ser lo que se quiere ser. Lo que menos piensa es que más le valdría ser consciente de lo que sabe, para dejar de ser un inconsciente instrumento de su imaginación.

 (González Pecotche, C. B.; Intermedio Logosófico, págs. 193-195)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Narraciones, Para pensar y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ‘Origen del Carnaval’

  1. conejitolunatico dijo:

    No me siento muy cómoda haciendo este comentario (XD) pero segun tengo entendido en mis excasos conocimientos, el carvanal es una celebración religiosa, cristiana. Viene antes de la Cuaresma, es ahi donde comienza todo el proceso de arrepentimiento de los pecados, abstinencia. Viene del latin carne-levare, que significa abandonar la carne. Se trata d separse de la condición de humano, de ser mundano, terrenal, pecador. Después viene el Miercoles de Cenizas, que se va a la misa con los ramos de laureles del domingo de ramos del año anterior, se los quema y se le ponen las cenizas y simboliza la abstinencia. Entonces ahi da origen la cuaresma que son 6 semanas antes de pascuas (que es fecha móvil calculada con el Computus, un sistema cristiano que asegura que la pascua caiga un domingo y que no coincida con la pascua judia XD) será el primer domingo posterior a la primera luna llena de primavera. La cuaresma termina el jueves santo, que es una misa a la hora nona (3 de la tarde aprox) donde es la introducción a las pascuas propiamente dichas, trata principalmente de la eucaristía (cuando se comulga) y no se canta el gloria, y no se usan los colores rojizos clasicos, sino que se va de blanco, a partir de aca no se tocan campanas hasta el domingo. Le sigue el viernes santo, comienza la sobriedad en cuanto a adornos, el luto pero vuelve el rojo. En el viernes santo se conmemora la pasión y la muerte de Jesús, no se canta, salvo en la adoración de la cruz y no hay eucaristía. El sábado santo es un día de oración, es cuando lo entierran y no hay misas. Finalmente viene el domingo santo que es de festejos! Se hace una vigilia toda la noche y a la madrugada se hace la misa de resurrección! Se canta el aleluya y todos felices! Es la celebración mas importante en el cristianismo, la mas solemne y larga! Pero esto no termina acá, después se extiende 7 semanas más donde se festejará los domingos como si fuera la pascua prolongada. El septimo domingo, se celebra la Ascencion, cuando Jesus va al cielo y se lleva a todos los pecadores y los cristianos van al cielo a partir de ahí. El octavo domingo es pentecostes, que es cuando se crea la iglesia católica ya que desciende el espíritu santo y comienza el tema de los apóstoles que predican, no? Además coincide con la ida de Abraham al monte Sinaí así que se celebra tambien la entrega de los 10 mandamientos. Y acá finaliza las pascuas.

  2. seba90000 dijo:

    Excelente. Y esta parte, además de encerrar una enseñanza, se aplica a casi todas las fiestas de disfraces a las que he ido: “Y viene aquí lo más curioso y sugestivo de la leyenda: el rey pudo conocer, a través de los trajes que vestían, las aspiraciones íntimas de sus súbditos, y observar, con gran sorpresa, que la mayoría había elegido el de diablo.”
    ¡Saludos!

    • Nekrocow dijo:

      Ciertamente es muy interesante como, si uno no está al “mando” de su propia mente, estando al tanto de los pensmientos que tiene en la mente, éstos solitos se encargan de mostrarse a los demás por medio de las acciones que tomamos.

      Gracias por tu aporte 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s